Seleccionar página

Ser empresario es motivo de orgullo

El empresario es visto como un malvado explotador que se aprovecha del trabajador pagándole un salario muy inferior al beneficio neto obtenido. (ojo, beneficio neto, no facturación). El empresario se asocia a dinero, a patrimonio, a vivir mejor que los demás. 

Nada más lejos de la realidad. Un frutero que se levanta a las 5 de la mañana es un empresario. Un pequeño autónomo que arregla calderas es empresario. En definitiva, personas humildes y trabajadoras que han arriesgado mucho son empresarios. Y es un motivo de orgullo.

Lo que no se ve en la supuesta vida de lujos es que el empresario, con sus diferentes situaciones personales, han decidido no trabajar para otros, arriesgando su patrimonio, su salud y sus relaciones personales.

El coste de ser empresario es que existe incertidumbre, miedo y a veces trabajar más horas de las que se trabajaría por cuenta ajena. De que no puedes enfermar, que siempre tienes que estar alerta y tratar de mantener un equilibrio con tu vida personal y profesional.

Ser empresario es tener valores, una ética de trabajo y profesionalidad elevadas. 

Ser empresario es mejorar la sociedad y la vida de los demás.

Ser empresario es ilusión por mejorar cada día.

Ser empresario es tener un mono de trabajo puesto las 24 horas y los sacrificios son grandes. Las vacaciones durante los primeros años son casi inexistentes. Muchas pymes viven al día, manteniendo a duras penas a los trabajadores y penden de un hilo. Nadie se preocupa por ellas y son el 99,8% del tejido empresarial español. 

Los grandes vendehumos muestran un estilo de vida en el que únicamente trabajando 3 horas al día puedes vivir como un rey, viajando sin parar y rodeado de grandes lujos. Es todo mentira. Quizás ellos lo consiguen vendiendo esos cursos, pero no es ético vender esperanza. 

Y es que muchas veces, te haces empresario por necesidad, por circunstancias de la vida te quedas en paro y tu única salida es emprender, ya que nadie te contrata. 

En definitiva y bien claro: Ser empresario es motivo de orgullo y ejemplo de superación personal. 

Mi aplauso virtual va por vosotros. Siempre al pie del cañón y luchando.

Deja tu comentario en la comunidad:

Grupo de Empresa

Grupo de Desarrollo Personal

0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments