La falsa creencia de los negocios online

«Ganar dinero en internet es fácil y sencillo.»

«Con una hora de trabajo al día, puedes ganar cientos de euros.»

«No necesitas formación para desarrollar un negocio en internet»

«¿Inversión? En un negocio en internet no es necesario»

«Montas 3 webs, un poco de SEO y a vivir la vida con los ads y el tráfico que generas»

¿Te suenan este tipo de afirmaciones? Es bastante común entre los vendehumos, gurús y demás fauna de internet animar a incautos desprevenidos y con necesidades económicas grandes a entrar en un sector que desconocen por completo.

Si algo tiene internet es que todos tenemos voz. Desde la persona más analfabeta hasta el doctor más reputado, cualquiera puede verter opiniones sin importar sus consecuencias (o casi).

Esto conduce a dos importantes reflexiones: no todo lo que se lee es información verdadera y la mayoría de personas dan por bueno lo que leen, ya sea por nuestro estilo de vida tan ajetreado en el que no hay tiempo para reflexionar, o por pura inocencia.

El interés de mitificar a los negocios online no es más que una respuesta a la creciente crisis en la que nos encontramos. Al igual que hace unos años, cuando las apuestas copaban el listado de negocios turbios en los que las personas veían una forma de ganar dinero rápido. Esa ilusión monetaria, vendida en formato curso o masterclass, es lo que alimenta a la creciente hornada de personas que viven de vender esperanza.

No todo lo que se lee en internet es información verdadera y no reflexionamos lo suficiente como para discernir.

Bfuturelabs

La realidad de un negocio online:

  • Requiere inversión, quizás menos que un negocio tradicional, pero si quieres que funcione, hay que invertir miles de euros.
  • No es fácil.
  • Lleva tiempo y dedicación. Ni con 8 horas diarias es posible que avances lo suficiente.
  • Hay muchísima competencia, ya no solo de España, compites contra el mundo entero y multinacionales.
  • No existen los éxitos de la noche a la mañana.
  • Exige tener conocimientos en muchas áreas diferentes, por lo que, o contratas, o aprendes (más tiempo y/o dinero invertido).
  • Aún con inversión, equipo, tiempo y dedicación, posiblemente no generes un retorno suficiente como para vivir de ello.

Entonces… ¿por qué se ha puesto de moda y se repite tanto las bondades de emprender online? Internet no deja de ser un mercado con bajas barreras de entrada. Desde contratar un hosting o montar una pequeña web, existe un ecosistema de servicios asociados al cliente que le da igual gastar 20€ por si suena la flauta.

Por otro lado, los vendehumos que prometen resultados, métodos infalibles o negocios en auge, en el fondo no están mintiendo. Ellos se están forrando con el curso o formación, tú… posiblemente pierdas tiempo y dinero.

Hace falta un poco de autocrítica por parte de todos y no alimentar la burbuja. A veces es difícil distinguir lo que merece la pena, de lo que no, pero hay un indicador fiable:

¿Si yo conozco la ubicación de una mina de oro, la compartiría con el mundo entero, o invertiría todo mi patrimonio para explotarlo yo solo? Creo que la respuesta está clara. Aquellos que comparten sus métodos en formación, o están obsoletos, o hay algo mejor que por supuesto no revelan.

5 2 votos
Article Rating
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
0
Nos encantaría saber tu opinión, escribe abajo si quieres.x
()
x