Juanmi Sellés: El anti-email marketing…

webaroo F8QgtxUc6 E unsplash

…y cómo dar las cosas por supuesto está haciendo que pierdas dinero.

El email es la herramienta de marketing de respuesta directa más potente que existe.

No hay otra igual.

Bien hecho, y recalco estas 2 palabras porque son fundamentales, bien hecho, el email marketing consigue traer ingresos recurrentes a cualquier negocio que tenga algo que vender y que haya alguien a quien le interese.

Y estas 2 cosas deben ir a la par.

Si lo que vendes no interesa a nadie ni hay mercado, de poco te servirá aplicar lo que aquí vas a ver.

Ahora bien.

Si tienes algún producto o servicio y hay gente interesada en pagar por ello, entonces sí que debes prestar atención.

Yo que tú invertiría los próximos 10 minutos de tu tiempo y no perdería detalle.

Coge papel y boli porque voy a ir desmontando algunos mitos durante todo este artículo.

No te voy a descubrir qué es esto del email marketing, pero sí lo mal que lo hacen la mayoría y seguramente tú también

Me imagino que sabrás de que trata esto del email marketing. Sin extenderme, consigues los emails de tus clientes y/o tus potenciales clientes y les envías correos electrónicos para ofrecerles aquello que vendes.

Simple.

Pero la gente se complica mucho. Demasiado.

El otro día estuve de oyente online en una ponencia sobre email marketing. Había muchas personas interesadas así que calculo que mucha gente salió de allí sin aprender nada positivo.

A ver si te suena.

La ponente nos dio una masterclass sobre cómo utilizar el email marketing para generar ventas y “enamorar” a tus suscriptores.

El tema es que, al terminar, yo miraba la pizarra blanca sobre la que lo había explicado todo y aquello era peor que un jeroglífico borroso. No había forma por donde cogerlo.

Ni un Picasso, vamos.

Que si primero envía un email con un regalo. Que si a los 3 días otro preguntando qué tal todo para que cojan confianza. Luego deja pasar 4 días más para no agobiar y dependiendo de quien haya abierto alguno le envías otro para educar al lead y a los que no han interactuado nada otro email distinto.

Luego les preguntas a todos y les vuelves a segmentar según su respuesta y envías emails diferentes a cada grupo.

Y luego, y dependiendo, y entonces,  . . .

Menudo follón.

¡Ah! Y a todo esto nada de vender hasta llegar al email 5 o 7 o 9, dependiendo por qué lado del cuadro se haya ido el lead.

(Odio que a las personas las llamen leads. Son personas.)

 

Retomando, . . .

. . . claro, aquello empezó a coger forma, vida propia y quedó amorfo total. Estás visualizando ahora el jeroglífico borroso, ¿verdad?

Pues si le haces caso a esta chica y a todos los que dicen lo mismo que ella, aparte de invertir mucho tiempo en montar todo el puzle, las ventas que vas a conseguir serán mínimas. O muchas menos de las que conseguirías si lo haces como te explico a partir de aquí.

¿Qué es el anti-Email Marketing y cómo de sencillo es de aplicar?

Básicamente, se trata de hacer todo lo contrario de lo que nos ha explicado esta ponente. Por eso lo llamo el anti-Email Marketing.

Bueno, en realidad no todo lo contrario, sino resumirlo a la máxima expresión.

Hay que hacerlo sencillo.

Muy sencillo.

Las personas somos muy básicas. Los seres humanos no hemos cambiado en miles de años y nuestros instintos siguen siendo los mismos.

Primitivos y muchos de ellos salvajes.

Si tú a una persona le complicas la elección, la mareas y la haces dudar, simplemente se irá a otro sitio donde no tenga que pensar tanto.

Somos así.

Por eso debes hacerlo sencillo . . . escribe un email y envíalo a toda tu lista. No te compliques.

Olvídate de segmentar y de educar. Pasa olímpicamente de los embudos y los bigotudos.

Una lista, un email.

Ya está.

Y si vendes algo pues ofréceselo en todos y cada uno de los correos que les mandes, desde el primer día.

No hay problema por hacerlo. Eres un negocio que vende cosas. Al que no le guste que se dé de baja.

Es sencillo.

Además, es una buena manera de limpiar tu lista de contactos y tenerla actualizada.

Dos pájaros de un tiro.

Maximizar el anti-Email Marketing tratando de no despertar a la bestia

Solamente con lo que te he dicho ya notarás una respuesta positivamente distinta de tus suscriptores.

Pero con eso no es suficiente. Así los dejas a medias.

Hay que cerrar el círculo porque esta es otra de las cosas que nos gusta a las personas desde de que tenemos dos dedos de frente.

El círculo cerrado y todo redondito, sin cantos salientes.

Para conseguirlo, y ya tener una secuencia de emails que venda de verdad, no debes despertar a la bestia.

Lee esta breve historia de 6 líneas y verás cómo me das la razón.

Atiende.

Estas en casa y de repente suena el timbre. Abres la puerta y allí plantado delante de ti tienes a un hombre perfectamente engominado y muy bien trajeado. Huele de maravilla. Lleva una carpeta en una mano y un boli en la otra. Su sonrisa profident te está mirando directamente a los ojos. Es inevitable sentirlo.

¿Cuál es tu reacción instintiva? ¿Tu acto reflejo? ¿Tu primer pensamiento?

Como buen ser HUMA-NO que eres, pues es un NO.

“NO. No quiero nada.”

El hombre “Emidio Tucci” ni te escucha y empieza a hablar. Pero tú tampoco le escuchas a él, solo oyes la voz interior de tu cerebro reptiliano que vela por tu supervivencia.

Este es nuestro cerebro más primitivo y que aún conservamos, y es el que ha mantenido y mantiene a la especie humana con vida.

Es fundamental que entiendas esto.

Solo se preocupa de que no nos extingamos y aunque pienses lo contrario, o lo escuches por muchos sitios, es el que tiene la última palabra siempre.

Siempre.

Si el más mínimo detalle no le cuadra se despierta, se pone en guardia y nosotros a la defensiva.

Esto es así desde el principio y lo sigue siendo.

Así que ya lo sabes, cuida mucho lo que escribes y como lo escribes para no ponerlo alerta.

Si lo haces se acabó la venta.

Cómo mantener a este enemigo de las ventas adormecido y lo que hacen mal un 99% de las personas que envían emails

Te has dibujado una imagen mental del vendedor que despierta nuestro instinto de supervivencia, ¿verdad?

Pues esto trasladado al email marketing es así:

  • Pelo engominado y traje con corbata = email maquetado perfecto, con logo, colores corporativos y todo el paquete completo.
  • Sonrisa profident y hablando sin escuchar = palabras vacías, copiadas y poco sinceras.

¿Qué debes hacer para dejar relajado al cerebro reptiliano?

Ser tú mismo y ser sincero desde el principio. Si tú te has creado una lista de contactos es para tratar de venderles aquello que ofreces.

Esa es la realidad.

Hacerles creer que no es así es burlarte de su inteligencia y despertar a la bestia.

Querer aparentar que eres amigo suyo y que realmente te importa lo que han hecho ese finde semana o si han disfrutado de las vacaciones, pues lo mismo.

Eso es postizo, suena enlatado, falso y nadie se lo cree. Esa manera de escribir pone a la gente a la defensiva y ya sabes lo que pasa.

Así que . . .

Sé natural y dile a toda tu lista cuáles son tus intenciones con sinceridad y total normalidad. No vayas con segundas.

Y trata de vender desde el primer día. Es a lo que te dedicas.

Es así.

Al que no le guste lo que estás haciendo pues que se borre. No pasa nada. No a todo el mundo le tiene que gustar que le ofrezcas tus productos o servicios.

No tienes que gustar a todos. Eso es imposible.

Ya sabes lo que pienso de esto. Limpieza necesaria de lista.

¡Bueno y una cosa más!

Por último, deja de hacer esto si es que lo está haciendo ahora. No seas de ese 99% por favor.

Escucha.

No personalices los envíos masivos de emails. Olvídate de que si “a la gente le encanta escuchar su nombre”, que si “así das sensación de cercanía” o que si “aumenta la confianza”.

Fíjate lo que te digo.

Me gusta mucho darme de alta en listas para ver cómo trabaja la competencia y posibles clientes. Y, ¿sabes con que nombre y email me registro?

PeppaPig y pepitalapuerca@yahoo.es

Como lo tienen todo automatizado pues pasa lo que pasa.

No sabes las risas que me hecho cuando me mandan un email y me dicen . . . “Hola PeppaPig, ¿qué tal has pasado el finde? Como te tengo en estima, me alegra comunicarte que . . .

Bueno, creo que no hace falta decir nada más.

Todo falso y venta perdida.

Un remate final que ni los del Corte Inglés y mi consejo personal

Quiero terminar esta guía anti-Email Marketing diciéndote dos cosas muy importantes.

La primera es que como buen ser humano, no harás caso de mis recomendaciones y no implementarás nada de lo que te he dicho. Eso ya es cosa tuya. Lo dejo a tu elección.

Y la segunda.

Las personas de tu lista son eso, personas. Da igual el cargo que ocupen, en el fondo sienten lo mismo, les gusta lo mismo y aborrecen lo mismo.

Da igual si eres hombre, mujer, viceversa o lo que sea.

Las cosas auténticas son las que nos gustan a todos. Las de verdad. Las primitivas.

A todos.

Las que están en nuestro interior desde que existe el ser humano.

Mira estas 3 que te digo (y hay muchas más claro).

  1. A nadie le gusta que le aburran. Si aburres en tus emails nadie te lo va a perdonar y adiós ventas.
  2. A las personas se nos quedan las cosas en la mente por repetición. Cuanto más nos lo repiten, más se nos queda. A más emails mandes, más ventas tendrás.
  3. Los seres humanos dibujamos imágenes en nuestra mente cuando leemos, esto es un hecho estudiado. Eso no es discutible. Si eres capaz de escribir imágenes en la mente de las personas de tu lista para que vean los beneficios de lo que vendes, pues estarás mucho más cerca de la venta.

Así que después de todo lo que te he comentado solo me queda darte mi consejo personal.

Si ya estás enviando emails a tu lista y la tienes activa, pues implementa todo.

Todo lo que te he enseñado sin excepción.

Deja tu ego en este momento a un lado y prueba durante un mes o dos.

Y . . .

. . . compara los resultados obtenidos con los que tenías antes y saca tus propias conclusiones.

No hay más.

Sabes.

Si ahora mismo consigues pocas o ninguna venta por esta fuente, entonces no pierdes nada por probarlo.

Si ya tienes muchas ventas gracias el email marketing, mándame un correo y quedaremos para que me expliques cuál es tu estrategia. Me encanta aprender de la gente que tiene éxito.

Es de los que hay que aprender.

La razón por la que dar las cosas por supuesto está haciendo que pierdas dinero con el email marketing

Si no has probado nunca a mandar emails a tus contactos, creo que deberías empezar ya. No pierdes nada.

Puede que creas que está muerto o des por supuesto que no funciona.

Pero la realidad es bien distinta.

Créeme. La vivo cada día y mis clientes también.

Debes verlo como una inversión en publicidad personalizada.

Mira.

Es como si te metieras en casa de una persona, porque ella te ha invitado, te sentaras a su lado en el sofá y le explicaras los beneficios de tus productos o servicios.

Ella quiere que estés allí.

Sin televisión, sin niños gritando. Solo tú y esa persona prestándote toda su atención. Le interesa lo que vendes.

Sin distracciones alrededor ni competencia con la que luchar.

Solo tú y tu contacto.

Eso es el email marketing bien trabajado. Eso es la publicidad directa bien focalizada.

Ahora . . .

¿Cuánto pagarías por poder hacer eso?

Y aún te digo más.

¿Cuánto ingresarías si solo el 3% de tu lista empezara a comprarte de manera regular?

La respuesta a estas 2 preguntas quizás te haga ver el anti-Email Marketing con otros ojos.

Si te ha gustado este artículo, puedes conocer más el trabajo de Juanmi Sellés en su web instintivo.net

Deja tu comentario en la comunidad:

Grupo de Empresa

Grupo de Desarrollo Personal

0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments