Seleccionar página

Finanzas personales fáciles

Dime cómo administras tus finanzas personales y te diré quien eres. Este es un tema bastante tabú en la sociedad, pero estoy convencido de que apenas hay gente que controla sus finanzas más allá de mirar el saldo bancario o su efectivo en el momento.

Como imaginas y posiblemente hayas experimentado alguna vez, esto da lugar a tener que pedir prestado si hay un imprevisto, entrar en números rojos, o tirar de tarjeta de crédito, en una espiral de nunca acabar. 

Sin ir a extremos, puede que estés pagando por suscripciones que nunca utilizas o tienes gastos que se pueden reducir, como el del móvil.

A lo largo del post, pondremos varias formas de planificarse, de mayor a menor dificultad de seguimiento, que te pueden resultarte útiles para crear tu propia planificación. Con el confinamiento es buen momento para adoptar un hábito de este tipo, ya que apenas debería haber transacciones. 

Kakebo: El método japonés de ahorro

Se puso de moda en España recientemente, consiste en utilizar una libreta física donde se apuntan todos los ingresos y gastos que tengas mensualmente. Y cuando digo todo, es todo. 

El proceso es algo parecido a esto:

  • Separas en 4 categorías: supervivencia (suministros, comida, vivienda, seguro médico…), cultural (libros, cine, Netflix…), ocio (bares, alcohol, ropa, compras online…), y extra (gastos inesperados). 
  • Apuntas absolutamente todos los ingresos y gastos.
  • A final de mes, verás cómo tu percepción de los gastos era muy diferente a la realidad.

Como contras, es bastante laborioso y tienes que llevar a rajatabla el hábito.

Excel

Una opción intermedia a Kakebo es el uso de alguna plantilla de ingresos y gastos excel, combinado con el uso de un calendario donde apuntes aquellos pagos importantes que tengas que realizar, como podría ser pago de seguros, colegios, etc… 

Mirar con lupa tu cuenta

Si eres de los que compran todo lo que ven online, posiblemente tengas suscripciones mensuales a servicios que no utilizas, o pagas de más. Por ejemplo, hacer portabilidad a otras compañías de teléfono, renegociar el seguro del coche o el cambio de la tarifa de la luz a la PVPC pueden reducir de manera considerable tus gastos. Son las típicas cosas que nunca se miran porque nos acomodamos.

Apps

Si no te quieres complicar mucho, existen apps como Fintonic y similares. La contra es que las apps tienen tus datos, y solo se contabilizan todo aquello que esté asociado a tu cuenta bancaria, dejando de lado el efectivo.

Finanzas conductuales

Consisten en analizar desde una perspectiva psicológica el comportamiento a nivel cognitivo, emocional y social cómo nos afectan las finanzas. 

Resumiendo mucho, los psicólogos recomiendan dejar la tarjeta de crédito en casa y únicamente llevar billetes grandes (50,100€) debido a que a nuestro cerebro le cuesta desprenderse de ellos. El cerebro asocia los billetes pequeños a gastos redundantes, mientras que los billetes grandes los asocia a cosas importantes, por lo que si vas a caer en ‘tentaciones’, te lo pensarás dos veces, aunque la lógica diga lo contrario. 

Y tú, ¿haces seguimiento de tus finanzas? 

Deja tu comentario en la comunidad:

Grupo de Empresa

Grupo de Desarrollo Personal

0 0 vote
Article Rating
Suscríbete
Notificarme
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments